¿Quiénes somos? <

Un poco de historia

Garzón Diffusion International, oficina de agentes comerciales, fue creada en 1984. Con la garantia de la experiencia de cada uno de nosotros en el mundo del libro, hemos concebido esta estructura para ayudar los libreros europeos, de Oriente Medio y latino-americanos en la importación de libros editados y distribuidos en el extranjero : Francia, España, Italia, Portugal, Brasil y más recientemente de Argentina, Inglaterra, Estados Unidos y Alemania.

Nuestro equipo se compone de seis personas de las cuáles 5 viajan constantemente por Europa y América Latina. Mantenemos informados a los libreros de las novedades editoriales y también aconsejamos cómo implantar un nuevo fondo así como intervenir en caso de eventuales problemas. Una sexta persona se encuentra de manera permanente en nuestra oficina de París para asegurar la continuidad de los dossiers y el contacto con los representantes que estuviesen fuera. Nos encontramos siempre a disposición de los clientes.

Nuestro equipo habla varios idiomas: inglés, alemán, castellano, catalán, francés, italiano y portugués: gracias a su escucha, su disponibilidad y su consejo, propone a los libreros un servicio de proximidad.

Cronología

> 1984: Después de diez años de experiencia como comercial de un gran grupo editorial francés para Europa del Sur, América Central, Méjico y América del Sur, Salvador Garzón crea en 1984 su propia empresa : GDI (Garzón Diffusion Internationale) con objetivo de difundir los fondos editoriales franceses en las mismas zonas geográficas.

Varios editores y distribuidores le confían la representación de sus obras: Flammarion (Union Distribution), Dictionnaire le Robert, Gründ, Robert Laffont (Interforum), le Celf (Centre d’Exportation du Livre Français, gran exportadora general de la edición francesa), les éditions de l’Amateur, etc.

Otros fondos se añaden ulteriormente: Dalloz, Michelin, PUF, de la Martinière, Pocket, Vilo, Hachette Livre, Le Seuil…

> Desde 1987, distribuidores y editoriales españoles solicitan GDI para su difusión: Celesa, Planeta, más tarde el Grupo Anaya y Plaza y Janés (Random House). Esta expansión justifica la llegada de dos colaboradoras: Mirtha Bazan, avalada por su experiencia en las ediciones Double Page, que se ocupa del mercado francés, y Montse Porta, librera en Barcelona y que visita las librerías de España y Portugal.

> En 1990, la empresa extiende su actividad proponiendo los libros de los editores que representa en nuevos países de Europa: Alemania, Austria, Suiza, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Dinamarca, Grecia, Hungría, Irlanda, Líbano y Israel. Elizabeth Feigenbaum, librera con gran experiencia en el área de lenguas extranjeras, se añade al equipo para el seguimiento de estos nuevos mercados.

En este mismo periodo la empresa empieza a trabajar con libros en otros idiomas: italiano con el grupo Mondadori, (Einaudi, Electa, etc.), SIES (exportación de libros italianos en general) y Silvana editoriale), portugués con Dinalivro, y también con libros de Argentina, Brasil, de los EE.UU., de Alemania y de Inglaterra con: Abrams, y Blackwells.

> En 1999, GDI abre una oficina en Brasil. Víctor Hugo Almirón, comercial experimentado, se ocupa desde entonces de los mercados de este país de Argentina.

> Desde 2002, nuestra permanencia en la oficina de París está asegurada por Emmanuelle Monsallier, librera especializada en inglés y español. Su presencia facilita la gestión de la empresa y la difusión de la información. Su presencia es indispensable debido a los continuos viajes del resto de colaboradores.¿